APRENDER A PERDONARSE.

IMG_5718

Perdonarnos implica reconocer nuestras limitaciones, querernos y aceptarnos. Y aunque puede ser una tarea difícil, es necesario realizarla para liberarnos de la carga mental y emocional negativa y poder seguir adelante con la vida.

Detenernos para reconocer que hemos cometido un error, implica que somos capaces de aceptar nuestras equivocaciones y mas, que estamos dispuestos a hacer cuanto sea necesario para corregirlas y no volver a repetirlas, sin la sombra que produce la culpa y que generalmente no nos permite hacer este proceso con calma, conciencia  y responsabilidad.

Es necesario en algún momento de la vida, aprender a hacer las paces con nosotros mismos para aceptar lo sucedido, pasar la pagina, perdonarnos y avanzar en el camino hacia nuestra recuperación y el rescate de nuestra felicidad.

La culpa es un sentimiento que nos señala con un dedo de nuestra propia mano, dejándonos al descubierto, juzgándonos duramente por los errores que cometimos y por los efectos negativos que causamos a otros… El recordatorio constante de lo sucedido, hace que no podamos pasar la pagina para dejar atrás ese evento y obtener algún aprendizaje de esa experiencia a través de la reflexión.

Pero, algunas veces, también nos llenamos de culpa por cometer errores pequeños a los que damos una importancia exagerada, como por ejemplo: el no haber podido conseguir los objetivos que nos habíamos planteado, sentir que fracasamos a pesar de haberlo intentado o por traicionar nuestros principios, valores o creencias en algún momento… Nos convertirnos con facilidad en un juez implacable de nosotros mismos, nos exigimos demasiado y buscamos alcanzar la perfección.

Liberarnos de la culpa implica aceptar que no podemos tener todo bajo control, que  no somos perfectos y que necesitamos aceptarlo para poder soltar… El rencor y la ira hacia uno mismo o hacia los demás, hace mucho daño y nos impide disfrutar del presente y relacionarnos de buena manera con otras personas. Perdonar, nos abre la puerta a dejar el pasado atrás y  a recuperar nuestro bienestar.

Es necesario que dejemos de emitir juicios negativos sobre nosotros y sobre otros, tenemos derecho a equivocarnos, a cometer errores, a aprender de las experiencias pasadas y a pedir perdón si fuese necesario.

Liberarnos del sentimiento de la culpa, de la sensación de creernos victimas de los demás y de la vida y del rencor que guardamos, a través de la aceptación, de nuestra disposición a pasar la pagina y a practicar el perdón desde el corazón, nos dará la oportunidad de recuperar la paz interior, el bienestar y la felicidad.

Podemos cometer errores sin que esto signifique el fin del mundo para nosotros… siempre y cuando estemos dispuestos a reconocerlos, a corregirlos, a pedir perdón y a perdonarnos por ellos.

CLAVES PARA PERDONARSE:

ASUMIR LA RESPONSABILIDAD. En la medida en que nos hacemos responsables de lo que decimos y de lo que hacemos, podemos corregir nuestros errores y aprender de ellos.  De esta manera nos es mas fácil pedir disculpas o perdón si fuese necesario

SUPERAR LA CULPA. Todos cometemos errores, pero tenemos la oportunidad y el derecho de corregirlos, lo importante es no volver a repetirlos. Asume tu responsabilidad y el compromiso de hacer cuanto sea necesario para no repetirlos, perdónate y date otra oportunidad.

PEDIR DISCULPAS. Sin suponer cual va a ser la reacción que la persona pueda tener, llámala, visítala o acércate a ella cuando puedas y sientas que quieres hacerlo. No te sientas culpable, ni te dejes manipular, pídele disculpas si fuese necesario e intenta recuperar la relación. Bríndale lo mejor de tus sentimientos.

REPARAR LA OFENSA. Además de pedir disculpas, es importante que hagamos algo concreto para mostrar nuestro compromiso de corregir el error o la ofensa cometida. De que manera puedo corregirlo? Que puedo hacer para que te sientas bien? Son frases que hacen sentir mejor a las personas afectadas.