Como Afrontar los Problemas.

IMG_5925

Los problemas estarán presentes a lo largo de nuestra vida, porque forman parte natural del proceso de la vida, y representan una oportunidad para aprender, crecer y madurar.  Unos serán pequeños y por lo tanto, los podremos afrontar y resolver con cierta facilidad, mientras que otros, posiblemente se presentaran con cierto grado de dificultad, pero aun así, tendremos que hacer el ejercicio de tratar de resolverlos… porque si les permitimos que nos paralicen, no solo seguirán ahí, sino que cada dia se agravaran haciendo que sea mas complejo superarlos de forma definitiva.

Pensar que las situaciones se resolverán por si solas o porque sentimos que  merecemos que mejoren sin que intervenga nuestra voluntad y esfuerzo personal para conseguirlo, puede llevarnos a cometer un error que lamentaremos mas tarde.  Solo el  trabajo personal, valiente, disciplinado y responsable, traerá como consecuencia  el cambio de las circunstancias externas. Siempre contaremos con la ayuda, el apoyo y la guía de la Divinidad, pero las situaciones difíciles tendremos que afrontarlas con responsabilidad, determinación, convicción y perseverancia.  Así que no te desanimes, no pienses ni por un instante siquiera que no vale la pena, hacer el intento de superarlas.

!Tu, puedes superar cualquier situación por mas
difícil que esta sea!!  Asume las riendas de la situación y enfréntala con determinación, confianza y valor.

Una de las frases más importantes y positivas, que he aprendido en los últimos años es:  ¡Todo Pasa!.  Cuando nos sentimos atrapados en una situación difícil, buscamos y resaltamos todos los elementos negativos que tiene, imaginando que no podremos resolverla, que seguramente no tiene solución… pero, si por un momento lográramos desconectar nuestra mente de estas ideas negativas y colocar nuestra atención en todas las posibilidades, recursos y herramientas con los que contamos para lograrlo, seguramente vislumbraríamos una luz al final del túnel.

Lo mas importante es sentirte dispuesto a afrontar el problema. Esto significa que te pones en acción para manejar lo que te produce preocupación o inquietud y que puedes llegar a considerar que se te escapa de las manos.  Lo puedes hacer de forma directa, cuando te concentras y pones toda tu atención y esfuerzo en analizarlo y tratar de resolverlo, en este caso el interés y el empeño son necesarios para conseguirlo. Recuerda que si no te haces cargo, no se solucionara. También lo puedes hacer de una forma indirecta, evitando mirar de frente la situación para no dejar que te afecte como lo hace… y mas bien concentrando tu esfuerzo en canalizar la ansiedad o el estrés que te produce.  Cualquier situación puede resolverse si ponemos trabajo e interés en conseguirlo.

Vamos, anímate, estoy segura de que esa situación por terrible que sea, también va a pasar. Y aunque no puedas ver la salida o la solución que tanto deseas, en el momento menos esperado te abrirás y llegará a tu vida. Para poder reconocerla, tienes que recuperar y mantener la calma, pues solo con una mente clara, abierta y optimista podrás lograr reconocer las señales y las respuestas que buscas.

TE SUGIERO:

–    CONSERVA LA CALMA. Ten paciencia y no pongas más presión sobre ti, repítete mentalmente: Esto también va a pasar, mantente sereno sin importar lo que pase, nada ni nadie te puede afectar, a menos que tú lo permitas.

–    CONFIA EN QUE TIENES LA CAPACIDAD Y LAS HERRAMIENTAS PARA SUPERARLO. Decide sentirte como una persona muy especial, inteligente, capaz. Usa la memoria para ir en busca de experiencias positivas, y reconfortantes en las que lograste o conseguiste lo que buscabas y apóyate en esos pensamientos y sentimientos para potenciar la confianza en ti mismo y en la vida.

–    ENFRENTA TUS MIEDOS. Muchas veces por el temor a que las cosas no nos salgan bien y a que no podamos resolverlas, nos quedamos paralizados, dejando equivocadamente que las cosas avancen y se agraven sin que decidamos hacer algo para evitarlo. Piensa en lo peor que puede pasar, resuélvelo imaginariamente y hazte cargo de la situación con mas confianza y optimismo. Tu puedes!!

–    REUNE TODA LA INFORMACION Y LOS RECURSOS QUE NECESITAS. Tomate el tiempo de analizar objetivamente la situación para que puedes reunir los recursos y las herramientas que puedas necesitar para afrontarlo de una forma mas eficiente y positiva.

–    CAMBIA LA PERSPECTIVA. Procura poner un poco de distancia entre tu y la situación que enfrentas para que puedas observarlo desde una perspectiva mas objetiva, que te permita encontrar las posibles soluciones al problema. Serena tus emociones y recupera la calma.