Editorial – Evitemos compararnos con otros.

IMG_1564

Es interesante ver como se desarrollan las relaciones personales cuando uno de los dos, siente envidia o celos hacia el otro.

Hay pocas sensaciones tan agradables como mantener una relación en confianza, sintiéndonos tranquilos, entregados a ser auténticos, sin mascaras o intenciones ocultas, porque sentimos y sabemos que la otra persona nos acepta, nos respeta y nos aprecia.

El parámetro que usemos para evaluar cuan felices somos y cuan satisfechos estamos con nuestra vida, no pueden ser los otros, que a veces nos confunden hasta el punto de hacernos pensar en que ellos, son mas felices y están mas satisfechos que nosotros, y que si tuviéramos lo que ellos poseen… seguramente lo seriamos nosotros también.

Dejemos de ver a otros, de usarlos como un punto de referencia, dejemos de compararnos con ellos y mas bien, concentrémonos en hacer lo necesario para experimentar la felicidad y para construir paso a paso la vida que tanto deseamos.

Lo primero, seria definir que nos hace felices, como nos gustaría sentirnos y de que manera quisiéramos que fluyera nuestra vida. Luego, tendríamos que usar cada una de las respuestas como un objetivo a conseguir, planteándonos la posibilidad de incluir cada uno de estos elementos en nuestro estilo de vivir la vida.

Es primordial, sanar nuestros sentimientos y transformar algunas de nuestras ideas y pensamientos mas frecuentes, con la intención de poder conectarnos con el optimismo, la confianza, la determinación, la voluntad y el entusiasmo que necesitamos para perseverar en el empeño de conseguir aquello que deseamos.

El camino se inicia en nuestro interior, y depende básicamente de la toma de una decisión y nos es mas fácil tomarla, cuando nos damos cuenta que nuestra felicidad no depende tanto de otros como de cada uno de nosotros.  ¡Cree que puedes y podrás vivir como quieres!!