La paciencia es la aceptación serena de que las cosas puedan ocurrir en un orden o en un ritmo diferente al que esperábamos.