Aprende a transformar la impaciencia en empatía. Comienza por ponerte en el lugar de los otros, para conocerlos mejor y aceptarlos como son.