Cada experiencia trae su lección y cada situación de gozo o de dolor, es una oportunidad para crecer y aprender.