Decide que no darás entrada a tu vida a la violencia con la que otros viven la suya. Responde siempre con serenidad y deseo de conciliar.