Deja de esperar a que otros adivinen o interpreten lo que piensas y sientes realmente, toma la iniciativa y acércate a ellos para expresarlo.