Estar en paz, significa tener el corazón tranquilo, frente a las circunstancias cambiantes de la vida.