Hacer la diferencia, paga, se nota y quien lo reconoce inmediatamente es la vida, que conspira para devolvernoslo en aquello que mas necesitamos.