La paciencia es la aceptación serena de que las cosas puedan ocurrir de una manera diferente a la que esperabamos.