La verdadera felicidad es una sensación interior de libertad, de tranquilidad, seguridad y satisfacción.