Piensa en que tienes mucho para dar y que si quieres, puedes hacerlo. Vence tu propia resistencia, tus temores a lo que pueda pasar y vuélvete pro activo.