Recordemos que todo pasa, que siempre podemos volver a comenzar, que solo necesitamos aprender de las experiencias fallidas para ganar madurez, fortaleza y sabiduría.