Rompe el caparazón que te tiene encerrado y sal a una nueva vida como la mariposa.