Solo si tenemos una actitud, abierta y de bienvenida a todo lo que suceda en nuestra vida, podremos experimentar la serenidad con mas frecuencia.