Todo lo que compartes con los demás sin esperar recompensa o reconocimiento, te reconforta, te fortalece y hace que la prosperidad llegue a tu vida.