Una pequeña acción, positiva y concreta, dirigida a brindarles a otros nuestra ayuda y apoyo incondicional, puede ser suficiente para suavizar sus vidas e iluminar la nuestra.