Vale la pena dejar de ponerte excusas y atreverte a hacer algo nuevo y diferente, especialmente si va a contribuir con tu bienestar, felicidad o crecimiento personal.